viernes, 14 de diciembre de 2007

Adiós


Recordar que voy a morir algún día, es la herramienta mas importante que haya encontrado para tomar las decisiones mas importantes de mi vida.

Casi todo; Miedo, orgullo, ridículo, fracaso... Se desvanece frente a la muerte.

Está claro que nadie quiere morir, pero posiblemente y sin darnos cuenta, la muerte es el mejor invento de la vida. Retira lo viejo para dar paso a lo nuevo. Así ha sido siempre, así será y así debe ser. Algún día todos seremos retirados para ser sustituidos, nuestro tiempo es limitado.

La muerte nos suele asustar y por eso nos aferramos a ideas religiosas para pretender vivir eternamente. Creo que este concepto es equivocado, la inmortalidad, no es una linea infinita en la que siempre perduraremos, la inmortalidad es vertical, significa vivir cada minuto con intensidad. cuanto mas intensamente lo vives, mas inmortal es tu instante.

Para derrotar a la muerte, hay que llegar a las sensaciones mas intensas posibles. Y esto no significa que sean emociones violentas o espectaculares, puede ser emocionarse con un libro, conmocionarse con una obra de arte, asustarse con un vídeo juego, sonreír con la primera palabra de tu hijo, ser tocado por la belleza de un paisaje...

La mayoría de los que lean esto, habrán viajado mucho y visto muchas cosas hermosas en su vida, pero a veces, algo sencillo, como un rato con un amigo, puede darte un instante de inmortalidad.

Adiós Miguel, amigo.

Siempre inmortal.
Miguel Arquez Romero
21/08/1926 - 13/12/2007

1 comentario:

edu dijo...

me parece un buen detalle