domingo, 15 de enero de 2012

Grandes Sagas: The Legend of Zelda

Después de Super Mario Bros, la otra gran saga de Nintendo, es sin duda The Legend of Zelda.


Son pocos los aficionados a los videojuegos, que no conocen Zelda, y en esta entrada, vamos a rendirle homenaje a la saga, que el año pasado cumplió 25 años.


The Legend of Zelda es una serie de videojuegos de acción-aventura creada por Shigeru Miyamoto, con la ayuda de y Takashi Tezuka en los primeros capítulos de la saga y por Eiji Aonuma enlos últimos.


[A lo largo de sus títulos se describen las heroicas aventuras del joven guerrero Link, que debe enfrentarse a peligros y resolver acertijos con los primordiales objetivos de rescatar a la Princesa Zelda, derrotar a Ganondorf y salvar su hogar, el reino de Hyrule. Aunque esto no siempre ocurre así.
A partir del lanzamiento del primer juego, en 1986, la serie ha logrado mucha popularidad acompañada de numerosas críticas favorables en la industria especializada, traducidas en un cuantioso éxito comercial a nivel internacional —hasta 2011, se calculan más de 60 millones de copias vendidas de los juegos de Zelda.


¿Cómo comenzó todo?


En 1985, Shigeru Miyamoto se encontraba trabajando con algunos de sus compañeros de Nintendo en dos sagas de videojuegos diferentes: Super Mario Bros. y The Legend of Zelda. El título de esta última provenía de Zelda Sayre Fitzgerald, escritora y esposa del novelista F. Scott Fitzgerald, a quien Miyamoto quiso rendir homenaje: «Zelda era una mujer hermosa y famosa por doquier. Además, me gustaba mucho la pronunciación de su nombre. Por eso me tomé la libertad de usar la palabra Zelda para el título de mi primer juego (de la serie)».
La principal diferencia entre Mario y Zelda, reside en que la primera estaría destinada a ser lineal (la acción ocurre de acuerdo al transcurso del tiempo sin que lo ocurrido en un título afecte a los demás), mientras que Zelda sería totalmente lo contrario.


Además, se rehusó a usar un máximo puntaje como principal recurso para finalizar cada juego. En The Legend of Zelda el argumento, en general, no estaría descrito de forma consecutiva, con el objetivo de obligar al jugador a «pensar en lo que debería de hacer» con los elementos característicos de cada título. Bajo la idea de crear un universo ficticio, más allá de una línea de lanzamientos progresivos, Miyamoto quería ofrecer al público un «mini-jardín en donde tuvieran la oportunidad de aportar algo».


Inspirándose en sus experiencias infantiles en Kioto, Japón —principalmente, exploraciones en bosques y cuevas— determinó que el propósito de Zelda era intentar brindar esa percepción de «exploración y maravilla ilimitadas». «Cuando era un niño, fui de excursión y encontré un lago tan tranquilo que quería saltar encima de él», recuerda el diseñador, «cuando me tocaba viajar al extranjero sin algún mapa, intentaba encontrar un camino y me encontraba con cosas impresionantes. Concluí que era como vivir una aventura». Así, la mayor parte de su inspiración proviene de sus propias experiencias infantiles en la naturaleza; el hecho de descubrir conexiones subterráneas en la profundidad de una cueva lo llevaría a imaginar los calabozos y laberintos que aparecen en The Legend of Zelda.
Originalmente, el diseño consistía en que cada jugador iniciaba el juego con una espada entre sus pertenencias. Según Miyamoto, «los jugadores se confunden mucho en los juegos donde tienen que encontrar un objeto importante a través de laberintos». Omitiendo lo anterior, finalmente prefirió eliminar ese privilegio al inicio del juego, con tal de que los usuarios tuvieran que comunicarse con otros personajes, compartir opiniones y resolver acertijos para conseguir la espada. Lo anterior consiguió entenderse como un concepto innovador (comunicación entre los personajes para encontrar o realizar algo) en la industria de los videojuegos, sirviendo de ejemplo más tarde para multitud de juegos.



En un principio, Nintendo no consideraba que el videojuego de Miyamoto fuera a alcanzar notoriedad en el mercado japonés, aunque poco después se convencería de su impacto social. Incluso, Miyamoto tampoco esperaba que el juego resultara exitoso, puesto que «un mundo de espadas y magia realmente no se lo consideraba como popular en esa época».


Con el transcurso del tiempo, la serie ha obtenido numerosas críticas positivas en la industria de los videojuegos. La revista japonesa Famitsu destacó a Ocarina of Time, The Wind Waker y Skyward Sword como “juegos perfectos”. Ha día de hoy muchos consideran el juego The Legend of Zelda Ocarina of Time como el mejor videojuego de todos los tiempos.


Con cada titulo nuevo de la saga, siempre han intentado innovar, por ejemplo el segundo capitulo de la saga, cambio radicalmente respecto del primero, a pesar del éxito que había cosechado, en Ocarina of Time, se pasó a las 3D y se incluyeron características luego copiadas por muchos juegos, como el Z-Target o el salto automático.
En otros juegos de la saga, se ha pretendido usar un estilo artístico peculiar, como son el caso de Wind Waker o Skyward Sword, y por supuesto en los juegos que han salido para Wii, se ha aprovechado el control por movimientos.
Todo lo que rodea a un juego de Zelda, suele estar cuidado al detalle, por ejemplo la música, suele tener un peso importante, de hecho, con motivo del 25 aniversario de la saga, Nintendo organizó una serie de conciertos con la música de Zelda por todo el mundo.


Y como toda gran saga que se precie, Zelda ha contado con multitud de adaptaciones, spin-offs y productos de marketing: Serie de dibujos animados, juegos de mesa, o estatuillas (de las más vendidas del sector), son solo algunos ejemplos.

Como curiosidad cabe destacar tres juegos malísimos, que hizo Philips, para su CD-i, Nintendo le brindó la licencia a Philips para utilizar a Link, la Princesa Zelda y a Ganon, en una serie de juegos para el reproductor CD-i. Los primeros dos juegos de la trilogía fueron titulados The Wand of Gamelon (el jugador controla a la Princesa Zelda, quien debe enfrentarse a Ganon, y rescatar a Link y al Rey, para convertirse en la heroína de una región llamada Gamelon) y Link: The Faces of Evil (cuyo argumento se enfocaba en Link, quien debía rescatar a Zelda y vencer a Ganon, para convertirse en el héroe de un pueblo llamado Koridai), los cuales fueron creados con un bajo presupuesto. El tercer y último juego fue Zelda's Adventure. Curiosamente, estos juegos son considerados por algunos como los peores de todos los tiempos y Nintendo ni siquiera la considera como serie alternativa de The Legend of Zelda.




Poco más queda decir, sólo que ya hay en camino dos títulos más, uno para Wii U y otro para Nintendo 3DS.


¡Larga vida a la princesa Zelda!

2 comentarios:

Jay Torres dijo...

Buen artículo!!!
Un punto de entrada majestuoso para el que no sabe que es Zelda.

Leticia Alcazar dijo...

El Zelda es para mí uno de los mejores 3 videojuegos de toda la historia