jueves, 3 de enero de 2008

El mayor fracaso de Nintendo


Virtual Boy fue una consola de videojuegos, lanzada en 1995 por Nintendo, que usaba un proyector de estilo gafas para mostrar los juegos en «verdadero» 3D (aunque monocromáticos en rojo), por medio de un efecto estereoscópico. El precio de salida fue alrededor de 180 dólares. La consola fue diseñada por Gunpei Yokoi, creador de la Nintendo Game Boy, pero su intención no era reemplazar la Game Boy ni la Super Nintendo, su intención era la de abrir un nuevo mercado. Nintendo intentó usar la consola para tomar ventaja en el reciente interés por la realidad virtual producida por películas como El cortador de césped (1992).

Nintendo y la realidad virtual


En el año 1995, Nintendo lanzó el novedoso sistema de juego con el sistema Virtual Immersion de 32 bits. En plena madurez de la Super Nintendo y la inminente aparición de las consolas de 32 bits como PlayStation y Sega Saturn, la compañía nipona lanzó al mercado japonés este artilugio que nunca llegaría a Europa a causa del escaso éxito.


Fue una novedosa consola semiportátil parecida a los cascos de realidad virtual, gracias a un trípode, se situaba encima de una mesa y el jugador tenía que aproximarse a los visores para apreciar un efecto tridimensional en los juegos.
La sensación de profundidad se lograba mediante la generación de dos imágenes de una escena, una para cada ojo, que después se unifican en la mente del jugador (así es como funciona el ojo humano con cualquier percepción). Para ello simplemente se modificaba el ángulo de visión de esa escena de juego.



Todas las imágenes tenían un fondo negro, estando los sprites en gamas de rojo. Esta tonalidad podía ser cambiada mediante el uso de un curioso periférico, unas gafas, a gama verde o azul. Nintendo declaró que no incluyó otros dos LED (uno azul y otro verde para componer las imágenes en tonalidades reales) porque de esta forma la imagen era tres veces más nítidas y el proyecto tres veces más barato.

Este sistema fue recibido por la prensa con gran escepticismo, pues traía bajo el brazo varias polémicas:


En primer lugar, su nombre: no se ofrecía la inmersión en un mundo independiente por el que moverse y con el que interactuar al cien por cien, que es lo que significa las palabras realidad virtual. Esta explicación fue motivo de grandes aclaraciones en toda a prensa mundial.

Sólo podía jugar una persona, que además estaba aislado del resto por el visor. Ni siquiera nadie puede ver el desarrollo del jugador desde el exterior. Para paliar esta deficiencia, Nintendo desarrolló el Playlink, para conectar dos sistemas, pero no fue una medida suficiente, pues el concepto de juego estaba en la máquina en sí.

En cuanto a las ventas, era muy difícil vender algo de lo que ni siquiera se podían captar imágenes (todas las que la prensa mostró eran simulaciones). Era necesaria la toma de contacto en las tiendas, por lo que el público potencial se reducía bastante.

Fracaso del producto

El Virtual Boy fue un fracaso en el mercado por varias razones:
Fue comercializada como un sistema portátil, pero no fue tan portátil como los jugadores pensaron que sería. Dado su tamaño y su peso, resultaba casi imposible usar el Virtual Boy en movimiento, y hacerlo podría causar daños a la unidad.

La caja de la consola y el manual avisaban de que la pantalla podía causar fatiga visual y problemas oculares, especialmente para los menores de 7 años de edad. A pesar de haber sido añadidos por razones de responsabilidad, asustó a los compradores potenciales.

Había una pobre selección de juegos disponible en el lanzamiento. Muy pocos desarrolladores de juegos quisieron invertir tiempo y dinero en algo nuevo y no probado sistema de juego. Solamente estaban disponibles 22 títulos entre el mercado Norteamericano y Japonés.

A causa de la doble pantalla, resultaba difícil promocionar sus juegos en revistas especializadas ya que no se podían tomar fotos de las pantallas. En caso de poder tomarlas, no podían representarse los efectos tridimensionales (que eran el gran atractivo de la consola) en el papel, ninguna foto de sus juegos, que podáis ver, incluidas las de este blog le hacen justicia.



Por estos errores en el mercado Japonés y Americano, la consola nunca fue lanzada en Europa.

Cansancio ocular
Como medida de seguridad, cada juego de Virtual Boy se pausaba automáticamente cada de vez en cuando, para recordar al jugador que debía descansar, para prevenir el cansancio ocular y posibles dolores de cabeza. En realidad, era una opción del jugador. He de decir que es cierto que termina mareando.

Experiencia de juego
A pesar de sus inconvenientes, la Virtual Boy fue un nuevo concepto en el mundo de los videojuegos. El efecto 3D se consiguió emular perfectamente con unos gráficos algo sencillos pero con una gran fluidez de movimientos. A causa de los pocos juegos que llegaron a comercializarse, el potencial de la máquina apenas fue aprovechado ya que los juegos existentes resultaron ser algo simples y lineales.


En la actualidad
A día de hoy, la Virtual Boy resulta una pieza rara de coleccionista, yo mismo me hice con uno para probarlo y lo vendí al poco tiempo. El intento frustrado de Nintendo por introducir la realidad virtual en el mundo de las consolas fue abandonado para dedicarse plenamente al desarrollo de la siguiente generación de consolas (Nintendo 64).
Actualmente (2007), son pocos y mal logrados los emuladores existentes para esta máquina, Así que la mejor opción para quien esté interesado es comprarlo a través de Internet.


A nivel personal, decir que entiendo la intención de Nintendo en su momento pero también entiendo el fracaso del Virtual Boy.

Cuando probé el sistema, me di cuenta de que estaba probando algo nuevo, pero a la media hora ya estaba cansado e incomodo.

Fue un “cacharro” mal diseñado y sacado en una época que no le correspondía, de haber tenido éxito, hubiese abierto un nuevo sector en el mundo de los videojuegos, el de la realidad virtual domestica, pero eso no sucedió y solo ha ido a engrosar la lista de grandes fracasos en la historia de los videojuegos.

1 comentario:

alex_amtrin dijo...

pues si fue un fracaso y esto desencadeno el gran exito de playstation aunque nintendo 64 fue una potetente consola pero no gano