viernes, 21 de noviembre de 2008

¿El fin de la piratería?


Una consola que no permite el intercambio de juegos con tus amigos??? Una consola en la que no se puedan alquilar títulos??? Una consola que no permite juegos de segunda mano???

Fracaso total??? A lo mejor no.

Puesto así como yo lo he hecho, uno piensa, que esa consola está condenada al fracaso, pero y si esa consola no usase un soporte físico (Cartucho, CD, DVD…) y en lugar de ello ¿te permitiera descargar los juegos que quieres por un precio sensiblemente más bajo que los juegos de las demás consolas?

Pues, aunque parezca ciencia ficción, ese es el futuro de las consolas de videojuegos.

A día de hoy, prácticamente cualquier consola es pirateable, eso, supone grandes pérdidas para las desarrolladoras.

Las descargas on-line permiten solucionar este problema.

Las plataformas actuales de descarga de juegos WiiWare, Xbox Live Y PSNetwork, son todo un éxito, por ejemplo en las plataformas de Microsoft y Nintendo, han conseguido más de 50 millones de descargas cada una…

Además son una gran lanzadera para las pequeñas compañías que se inician en este mundillo, ya que los costes de desarrollo y distribución son mucho más bajos.

Algunas compañías consagradas como Capcom, Konami o Square han usado estas plataformas (en su vertiente clásica, Xbox Live Arcade o Consola Virtual de Nintendo) para sacar titulos clásicos y así obtener un beneficio por un juego ya amortizado hace años. Negocio redondo.

Sony, Nintendo y Microsoft, se están preparando el camino, para que si no es la próxima generación de consolas (hay países, en los que Internet va realmente mal) sea la siguiente la que de paso al formato no físico y olvidemos para siempre las tiendas de videojuegos.



2 comentarios:

vito dijo...

¿el fin de las tiendas de videojuegos?

Guardianes del Silicio dijo...

No supondrá el cierre de todas las tiendas, pero si de muchas. Ademas las que queden, contarán con menos personal.

Las tiendas se limitarán a vender consolas, accesorios y tarjetas de puntos para canjear por juegos.